Job 19:25-28

SE(i) 25 Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; 26 y después desde esta mi piel rota, y desde mi propia carne tengo que ver a Dios. 27 Al cual yo tengo que ver por mí, y mis ojos lo han de ver, y no otro, aunque mis riñones se consuman dentro de mí. 28 Mas debierais decir: ¿Por qué lo perseguimos? Ya que la raíz del negocio en mí se halla.