Genesis 4:5-7

SE(i) 5 y a Caín y a su presente no miró. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. 6 Entonces el SEÑOR dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué se ha inmutado tu rostro? 7 Cierto que si bien hicieres, será acepto; y si no hicieres bien, a las puertas duerme el pecado, y a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.